La ciudad de Toledo ha sido designada hoy Capital Española de la Gastronomía 2016, frente a la candidatura de Huelva, la única que optaba también a esta distinción, y gozará de este reconocimiento a partir del 1 de enero cuando acabará el de la actual Capital Gastronómica, Cáceres.